Volviendo a ser virgen

Algunas mujeres se someten a la cirugía por placer, mientras que otras lo hacen por necesidad pero ninguna, según una experta, se arrepiente de haberlo hecho.

La reconstrucción vaginal es una cirugía de la cual las mujeres aseguran no arrepentirse.

Algunas mujeres se someten a la cirugía por placer, mientras que otras lo hacen por necesidad pero ninguna, según una experta, se arrepiente de haberlo hecho.

A pesar de estar rodeada de sus seres queridos, “Amelia” no era feliz, pues tenía un problema de salud que ni su esposo conocía.

“Sufría mucho, sufría de crónico estreñimiento”, aseguró Amelia.

Ese problema además le causaba orinar al reír o estornudar, y se debía a que después de haber dado a luz a dos niños, la pared vaginal se le había extendido demasiado.

“Yo lloraba, sí lloraba. Ya no quería seguir viviendo así con esos problemas íntimos”, continuó Amelia.

Ella acudió con su doctora para tratarse y fue ahí que se dio cuenta de una cirugía que le cambiaría la vida: la reconstrucción vaginal, que a sus 52 años la volvería virgen por segunda vez. “Sin pensarlo dos veces, yo haría esa cirugía otra vez”, confirmó Amelia. Dicha cirugía además reconstruirle su parte intima a Amelia, ella asegura que ahora parece como la de una jovencita de 18 años y tiene la misma sensación.

“Las relaciones sexuales con mi esposo son mejor, igual que antes de haber tenido a mi familia”, dijo Amelia.

La doctora Troy Hailparn, experta en ginecología cosmética, ha hecho más de 3,000 cirugías de ese tipo, las cuales solo requieren de un día en el hospital y tres de reposo.

Ella explicó que la cirugía consiste en recortar cautelosamente cada labio para después colocar dos suturas. Aseguró que el cambio es inmediato, pues la piel extra desaparece.

Una manera de visualizar los resultados de la cirugía, según la doctora, es imaginarse los pliegues de un vestido arrugado, que luego de la cirugía luce terso y planchado.

La doctora agregó que este tipo de cirugías cada vez es más común y que ha subido hasta un 120 por ciento en los últimos años.

Sin embargo, ya hay otros tratamientos que no requieren de una cirugía.

Según la doctora, en dichos procedimientos no hay pérdida de sangre, riesgos de infección ni tampoco necesidad de reposo.

Entre las razones más comunes para someterse a la reconstrucción vaginal estan el haber dado a luz, aumento de peso, abuso sexual o la genética.

Para más información, puedes contactar a la doctora Troy Hailparn en 525 Oak Centre Drive, Suite 220, en San Antonio, o llamar al 210-615-6646.

Publicado lunes 25 de julio de 2016

SCHEDULE YOUR CONSULTATION

Feel free to call us at 210-615-6646 or if you prefer, use our Contact Form

The recommendations and information provided by this website are for educational purposes only. This website does not contain comprehensive coverage of the topics addressed, and is not a substitute for direct consultation with your healthcare provider. Always consult a physician regarding your specific condition. Final results of any medical procedure are dependent on many different factors and vary from patient to patient. Trademarks referred to are the property of their respective owners. Pictures used on this site are of models and not actual patients unless otherwise stated. ©2016 Cosmetic Gynecology Center of San Antonio.